jueves, 18 de agosto de 2016

León 2016. Cada vez mejor.

Desde que se implantó la pesca sin muerte (al menos en lo libre), el aumento de la población de truchas y de su tamaño está siendo espectacular. De hecho considero yo (que no soy un pescador especialmente fino y mi opinión vale lo que vale) que es un lugar imprescindible para cualquier pescador al que le guste la pesca de la trucha. Entre la belleza de sus ríos y de su gente y la población de truchas, visitar León es algo ineludible para cualquier pescador. Aquí dejo algunas impresiones de este año.

jueves, 28 de abril de 2016

Primeras de 2016

Primer fin de semana de pesca de esta temporada. Fueron tres días de truchas en los que Juan Antonio y un servidor se divirtieron de lo lindo. Salieron en tamaños muy variados, desde llaverillos hasta algunas treintonas. Se movieron tanto a seca como a ninfa. ¿Qué más queremos?



miércoles, 12 de agosto de 2015

miércoles, 27 de mayo de 2015

Este año parece otro

Vamos, que parece que me estoy entusiasmando con la trucha. Me he pasado varios años sin poder pescarlas todo lo que quería. Llegué a tal punto de "incompetencia pesquera" que a veces pensaba que mejor me dedicaba al barbo (no por nada sino porque lo tengo más a mano y le dedico más tiempo; en algunos aspectos es más difícil que la trucha) que a este bello pez. Pero parece que, como montar en bici, esto no se olvida del todo. Alguna clavada me devolvió a tiempos pasados. De lo más profundo salieron la buena lectura de las posturas, lances decentes y más precisos  y rápidas  y precisas clavadas en un porcentaje decente. Sin olvidar lo más importante: la ayuda de los buenos compañeros y amigos.
Veréis qué bonitas son las truchas y qué espectaculares los paisajes. Bueno, se me olvidaba. Truchas superpeleonas y luchadoras.






lunes, 4 de mayo de 2015

Basses agresivos y caprichosos

Parece una contradicción, pero los que acostumbran a pescarlos saben que en una misma tarde se salen del agua tras la mosca y poco después la persiguen indolentes e indecisos.
Desde que apareció el alburno por estos embalses, el bass ha subido de tamaño medio. No es difícil sacar varios de más de un kilo si vas en el momento adecuado. El alburno trajo también un cambio de comportamiento de nuestro pez. Primero se perdía de determinados lugares, mientras que se concentraba en otros donde el alburno abundaba. Ahora, con el albunrno como plaga, se pueden encontrar bassses por todos los lugares habitualmente querenciosos. Pero esto no es extraño. Lo bonito es  lo bien que entran, a veces, a determinadas imitaciones de alburnos. No hay ni que arrastrar la mosca. Caer y zas, ataque brutal a veces, sutil otras... Pero llega el momento en que las imitaciones de alburno parece que no le atraen. Cambiar a otra imitación suele dar buenos resultados. Pero la verdaderamente impactante es ver, desde una orilla elevada, "los cacharros" patrullando las orillas en busca de presas, y cómo se vuelven al ruido de la mosca sobre el agua y se zampan el pececillo que acabas de lanzar. O no. A veces se frenan a centímetros de la mosca. Y entonces aparecen los nervios. Es el momento de cambiar de mosca. ¿Que ponemos, si no quieren alburno?










martes, 28 de abril de 2015

Pesca fina de comunes

Pesca de comunes de una manera poco común, al menos por aquí.

sábado, 14 de marzo de 2015

Mis primeros peces del 2015

Para una hora y media de pesca, no ha estado mal. Tres picadas y dos buenos basses a tierra.