lunes, 4 de mayo de 2015

Basses agresivos y caprichosos

Parece una contradicción, pero los que acostumbran a pescarlos saben que en una misma tarde se salen del agua tras la mosca y poco después la persiguen indolentes e indecisos.
Desde que apareció el alburno por estos embalses, el bass ha subido de tamaño medio. No es difícil sacar varios de más de un kilo si vas en el momento adecuado. El alburno trajo también un cambio de comportamiento de nuestro pez. Primero se perdía de determinados lugares, mientras que se concentraba en otros donde el alburno abundaba. Ahora, con el albunrno como plaga, se pueden encontrar bassses por todos los lugares habitualmente querenciosos. Pero esto no es extraño. Lo bonito es  lo bien que entran, a veces, a determinadas imitaciones de alburnos. No hay ni que arrastrar la mosca. Caer y zas, ataque brutal a veces, sutil otras... Pero llega el momento en que las imitaciones de alburno parece que no le atraen. Cambiar a otra imitación suele dar buenos resultados. Pero la verdaderamente impactante es ver, desde una orilla elevada, "los cacharros" patrullando las orillas en busca de presas, y cómo se vuelven al ruido de la mosca sobre el agua y se zampan el pececillo que acabas de lanzar. O no. A veces se frenan a centímetros de la mosca. Y entonces aparecen los nervios. Es el momento de cambiar de mosca. ¿Que ponemos, si no quieren alburno?










martes, 28 de abril de 2015

Pesca fina de comunes

Pesca de comunes de una manera poco común, al menos por aquí.

sábado, 14 de marzo de 2015

Mis primeros peces del 2015

Para una hora y media de pesca, no ha estado mal. Tres picadas y dos buenos basses a tierra.




miércoles, 4 de febrero de 2015

miércoles, 30 de julio de 2014

Reconciliación con las truchas

En la justificación del porqué del título de su libro Mis amigas las truchas, Miguel Delibes venía a decir que el concepto de amistad que podrían tener las truchas con el disgusto que les damos no se correspondería con el nuestro. Pues mi reconciliación con las truchas andaluzas supongo que viene a ser lo mismo. Todo esto para expresar mi satisfacción por la tarde de pesca de ayer 29 de julio.
Bonitas truchas, de un tamaño que no recordaba en este río, picadas francas y en casi todas las posturas. Satisfacción plena. Y todo gracias a la ayuda de un par de amigos que me han aconsejado y me han sacado de la rutina pesquera en que, por una razón u otra, había caído. Y todas a seca, se me olvidaba.



sábado, 19 de julio de 2014

León, por fin

Por fin he podido conocer unos de los lugares más emblemáticos para la pesca de la trucha. Desde hacía años este viaje a León me rondaba por la cabeza. La ayuda de Juan Antonio y algún que otro amigo me ha empujado a hacerlo este mes de julio.
Llevaba desde septiembre sin pescar truchas, así que lo de la pesca era algo importante, pero conocer esos míticos ríos de tan bella tierra resultó aun más bonito. La ciudad de León, preciosa; los amigos que conocí, amabilísimos. Todo perfecto, vamos. (Bueno, la pesca no, que siempre quiere uno algo más).Tanto que estoy pensando en volver en otoño, si las circunstancias lo permiten. Aquí os dejo imágenes de ríos tan famosos como Órbigo, Yuso, Luna, Torío, Curueño, Eria, Esla ... Y alguna trucha...


domingo, 4 de mayo de 2014

Tres ríos, dos peces

Eso es lo que pesqué en esta salida. Disfruté más del paisaje que de la pesca. Pero a pesar de todo hay sensaciones positivas: he constatado que no he olvidado montar la caña, que sé todavía anudar las moscas, que me siguen partiendo los barbos... Y lo más importante: que voy de pesca y no se me olvida la caña o los carretes. Lo que hace la inactividad.