martes, 10 de agosto de 2010

Peñarrubia

Mi niño y yo nos hemos escapado a última hora de la tarde. He visitado dos puntos de este embalse que no pesqué. Uno porque era un manglar de tarays; el otro porque no me gustaba, simplemente. Así que me dirigí a la presa a un antiguo lugar que me deparó muy buenas pescas. En este embalse todos los lugares de pesca que visites en este momento son antiguos, porque hacía muchísimos años que el embalse no alcanzaba este nivel de ahora.
Empezamos buscando la zona resguardada del sempiterno viento de estas tierra, el Levante. Sacamos 3 ó 4 pequeños y mi niño uno ya decente. Visto que el resultado no era el esperado,  me dirigí a una punta donde el viento soplaba con cierta fuerza. Lancé el streamer a favor de viento y, a pesar de mi escasa fe en la pesca con viento, saqué 8 basses casi seguidos. Mi hijo también clavó otros tres o cuatro más. Se nos hizo de noche y a casa. Al menos nos quitamos algunas horas de calor y visité lugares de gratos recuerdos.

Unas imágenes del embalse.











No hay comentarios: