miércoles, 1 de septiembre de 2010

Mar grande, peces...

Pequeños. Muy pequeños. Parecía una guardería; eso sí, bien poblada. Hay bailas a miles, pero todas pequeñas, al menos las que yo localicé.  Además, a mosca no se me clavaban; en cambio, a spinning sí que se clavaban, incluso con anzuelos más grandes. Pero sólo ver los ataques tan feroces de estos pececillos distraía.

Unas fotos del escenario de pesca.








Este era el tamaño más habitual, pescando desde la playa.



Se puede observar el vinilo al que entran. Hay que decir que es muy fácil lanzarlo con una caña de mosca, por ejemplo del 7. Debajo, pongo las moscas que utilicé. Como dije arriba, hasta las de anzuelos más pequeños eran rechazadas o , cuando las atacaban, que lo hacían con furia, no se clavaban. Supongo que será la velocidad de recuperación.




No hay comentarios: