sábado, 20 de noviembre de 2010

El otoño y los lucios

Sólo un par de horas de pesca en una nubosa tarde de noviembre. El agua todavía no ha bajado en exceso de temperatura; la del aire tampoco es demasiado fría. El pantano con un buen nivel. Parece que todo está perfecto: luz, temperatura y cantidad de agua. Pero el que decide al final es el pez. Y decidió que nos dedicáramos a contemplar el paisaje. Menos...








Edu. Sólo Edu tuvo suerte. Vaya animal que enganchó. Si hubiera estado medianamente alimentado habría llegado casi a los 8 kg; sólo alcanzó algo más de 4 kg.
Y aquí las muestras del buen hacer de Edu. Gracias a Juanma por las imágenes.


1 comentario:

Miguel-Peskacor dijo...

Ossstras, qué pedazo de lucio!! Enhorabuena a Edu; un ejemplar así no se saca todos los días, y menos a mosca!!

Saludos.