domingo, 23 de enero de 2011

Tras las lubinas y barbos del Guadiaro

A pesar de las previsiones del tiempo, que anunciaban viento, lluvía y frío, nos aventuramos a intentar la pesca de la lubina, en primer lugar, y del barbo, si fallaba la primera. Los resultados, claros: empate a 0; es decir, ninguna lubina y ningún barbo. Comprobado cómo estaba el panorama, decidimos explorar un  poco la zona. Preciosa y prometedora para la primavera, que es cuando suelen estar activas más especies, se supone. No pescamos nada pero al menos nos volvimos con las esperanzas puestas en otras visitas en momentos más apropiados.



En estas fotos podéis ver algunas de las bonitas zonas que tiene este río para intentar la pesca del barbo.

 Zona de influencia de las mareas.




Río arriba, donde las mareas parece que no llegan.


Guadiaro por San Martín del Tesorillo


Más arriba todavía,  donde acaba de recibir al Genal.


La junta de los dos, Guadiaro, a la izquierda, y Genal, a la derecha, con el agua mucho más clara y menor caudal.


El Genal







2 comentarios:

Carlos Del Rey. dijo...

Una pasada para los barbos, menudos rios teneis por el sur, estoy deseando visitarlos.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Buen articulo,es bueno que se conoscan nuestros rios andaluces,y su aficion a la pesca.SALUDOS.