domingo, 27 de febrero de 2011

Bueno, esto mejora.

El invierno de bolos parece que da paso a una primavera adelantada de lucios, aunque pequeños. Pequeños para mí, porque sí que han salido algunos de 5 y 6 Kg. clavados con mosca por los compañeros de pesca.
Lo curioso es lo mal que están picando: hasta 3 ataques para clavar un pez y varios ataques "simples" que no permitieron la clavada definitiva.
Más curioso aún es cómo somos los pescadores. Nos damos por contentos con la picada (sin clavarlo siquiera) cuando acumulamos bolos. Si sacáramos 2 ó 3 diarios, querríamos 10 cada tarde. Quizás lo más emocionante de la pesca de este pez sea un intangible: la posibilidad de sacar algo grande. Eso es lo que le da la emoción a cualquier picada de lucio.
-¿Es grande?.
- No, otro lapicero.

A cucharilla.
Atardecer.

Tranquilidad absoluta.

Allí están, entre los tarays.

 3 ataques hasta que se clavó.

Con pez artificial.

El de arriba, de vuelta al refugio.

3 comentarios:

David Romanillos dijo...

Bueno no desesperes, ya saldrán mas gordos. Un saludo
http://romanillosamosca.blogspot.com/

luis guerrero dijo...

Ildefonso, ya sabes que ayer coincidimos en el chorro con muchos de los compañeros malagueños. Le pregunté a Edu por ti y me comentó que no ibas a ir para allá y más tarde me mandó un saludo de tu parte, pues nada, que te lo devuelvo aunque sea por internet. Echamos un buen rato y además salieron un par de peces muy apañaos. Yo no los ví ni de lejos... jajaja
Un saludo y ya nos veremos por allí

ILDE dijo...

Espero que coincidamos pronto por esos ríos.