domingo, 24 de abril de 2011

Tarde pasada por agua

Vaya tarde de agua. Salimos porque parecía que el tiempo aclaraba. Nada más alejarnos 3 kms., empieza a gotear. Llegamos al pantano y tenemos tiempo de ver un buen bass y de que Edu lo saque. Entramos a comer y a "contar mentiras". Así estamos hasta que oímos unos gritos: los niños corren a refugiarse tras un relámpago; el bar se llena de gente. Empieza a llover a cántaros. Esperamos a que pase la tormenta y nos dirigimos a la cola del embalse. Nos vestimos, montamos las cañas y a pescar. Es llegar al agua y empezar a chispear; escampa; vuelve a empezar; para; vuelve a llover... Así hasta que nos barren dos o tres buenas mantas de agua. Sólo Juan Antonio hace algo: dos lapiceros y tres o cuatro basses. Los demás apenas movimos o clavamos algún bass pequeño. Oscurece y decidimos dejarlo. Lo mejor está por llegar. Esperamos a que escampe para quitarnos los vadeadores y chaquetas de agua. Cuando estamos en mitad de la faena, un fuerte aguacero nos pilla a medio vestir. Sopas, como sopas. Nos vamos a calentarnos con un café. Otro día será.

El mejor pez del día

Comienzo





Escampa, momentáneamente



El lucio de Juan Antonio

No hay comentarios: