jueves, 28 de abril de 2011

Tres horas de pesca, tres basses.

Previendo un fin de semana lluvioso, aproveché un hueco en "la agenda" para echar tres horitas de pesca. Me dirigí al embalse de El Chorro, a la cola. No las tenía todas conmigo, pues las últimas tormentas podían haber enturbiado esa zona. Pero no. Se ve que al estar tan alto, el agua turbia del río  no alcanza esta zona, al menos en esta ocasión. Sí había zonas turbias, pero por el viento y porque han desembalsado y las zonas poco profundas se han tomado algo. Se podía pescar.
Pero no estuvo la cosa demasiado allá; tres basses de la talla normal del embalse. Supongo que el cambio de tiempo que se acerca puede haber influido en la baja actividad. Ya sabemos cómo afecta la bajada de presión a los peces, especialmente en los embalses. Al menos ya puedo pasar el fin de semana sin el mono de pesca.

El primero

Parte de la zona pescada, desde el coche.

No hay comentarios: