viernes, 13 de mayo de 2011

Otra salida al mar. Fuengirola.

Tarde tras las lubinas y los jureles en Fuengirola. El tiempo se preveía bueno para la mosca; es decir, poco viento y oleaje débil. Pero cuando llegamos a la playa, nos encontramos, efectivamente, poco viento; sin embargo, el olejae era bastante fuerte. Esto último dificultó la pesca. Lo mejor era pescar en la boca del río, donde se sacaron las lubinas: Roque sacó seis y J. Antonio, una, la de la foto.
Visto el problema del oleaje, cambiamos de lugar. El nuevo estaba más protegido. Salió un par de lubinitas y se dieron varios ataques de jureles que no llegaron a clavarse. No estuvo mal, a pesar de mi bolo.

Imagen de la playa

Desembocadura del río

Una de las lubinas
 


Tres momentos del anochecer

No hay comentarios: