martes, 28 de junio de 2011

Sábado 24 en el Genil

Esperábamos un caudal más alto, pero no estaba mal. Lo que no esperábamos eran los más de 36 grados que tuvimos que soportar. Cómo sólo se tocó una truchuela, hay que echarle la culpa a algo: el calor. Tuvimos sólo dos picadas; yo, ninguna. Así que ya tengo mi primer bolo en el Genil este año. Ni moscas grandes, ni pequeñas; ni efémeras ni tricópteros. Nada. Al menos me queda la belleza del río, que no mengua y siempre está presente en estas montañas granadinas.






domingo, 26 de junio de 2011

Un palometón, palometón

Por fin un gran palometón.
Después de dos semanas esperando una mejoría en el tiempo, mi compañero "palometil", Tello, se acercó, el domingo 12 de junio, en busca de un buen palometón. No tardó mucho en llamarme y ponerme los pelos de punta: apenas le salían las palabras, había tenido una persecución de un gran palometón, posiblemente un pez de más de 1 metro y varios kilos de peso. La noticia me puso manos a la obra. Esa misma noche fabriqué varios poppers de foam, que ya me habían dado buenos resultados con peces medianos a pequeños.
Después de esperar 3 días a que las condiciones meteorológicas fueran favorables, el miércoles día 15 nos fuimos a pescar.Llegamos sobre las 19:30, con la suerte de tener la marea baja y poder llegar por fin al banco de arena que tiene la playa y que te permite alejarte 40 metros de la orilla y pescar a más de 60 metros de ella. Tello no quería pasar frío y se quedó en la orilla con la caña de spinning y su gran popper marino de 20 cm...   Cuál fue mi sorpresa cuando, en el primer buen lance que hice, levanté un gran palometón de más de un metro y tras una increíble persecución y varios intentos de ataque desapareció en las turquesas aguas. Yo me había quedado anonadado y también asustado por la envergadura de tan increíbles animales, pero pronto reaccioné cuando en otro lance tenía otro buen palometón siguiéndome. En esta ocasión tomó franco el engaño y después de una increíble pelea tenía entre mis manos mi primer buen palometón: 2,200kg. de plata pura.¡Qué alegría! Tras unas fotos que me hizo mi amigo Tello y contemplar la belleza del animal, lo soltamos y provocamos el aplauso de varias bañistas que observaban la escena. Pronto Tello me acompañó al banco de arena y tras unos cuantos lances más volví a tener un pez tensando la linea, pero algo pasaba. "Este tira más"- exclamé. En efecto, un gran palometón se había comido mi popper de foam amarillo. Después de otra espectacular pelea y un grandísimo salto de más de un metro me hice con un increíble animal de 3 kg. Por fin lo había logrado, después de varios años lo tenia frente a mi. Corriendo me acerqué  a la playa y una señora me hizo las fotos de rigor, pues Tello intentaba hacerse con uno. Lo suelto y me dirijo otra vez al banco, pero ya no pudimos sacar nada más. Tuve otro ataque, pero en esta ocasión el palometón ganó la batalla llevándose el popper. Finalmente un cuarto animal, aún más grande, se soltó mientras hacíamos los últimos lances desde la playa. La noche se nos echó encima. Llego tarde a una barbacoa, pero no importa: el gran palometón por fin ha sido mío...Espero que siga creciendo un poco más para los próximos años.






sábado, 25 de junio de 2011

Truchas mejicanas

Bonitas truchas las que hay en Méjico. Mirad el enlace.


Truchas de México