sábado, 10 de septiembre de 2011

25 y 26 de julio. 6º y 7º día.

Desde Ennis se tienen a mano varios lugares de pesca: el Madison en varios tramos; el Ruby y los lagos Axolot. También está muy cerca el Ennis Lake, pero es un embalse muy batido por el viento. Esto lo enturbia a menudo, influyendo incluso aguas abajo. Además ese viento no ayuda para la pesca desde el pato.
Antonio con una buena trucha

Cartel informativo de especies y del manejo de caudales

La presa que forma el Ennis Lake

Día 25
Visitamos el río Ruby, famoso por sus comunes e iris de muy buen tamaño. Lo encontramos tomado, así que hubo que pescarlo a ninfa y olvidar la pesca con saltamontes que le da fama. El maestro de la ninfa corroboró lo de las buenas truchas; yo las pude probar, al menos.
Comimos en un "restaurante" en Nevada City, pequeña ciudad situada a un disparo de Winchester de Virginia City. Las dos son la viva imagen del "far West". Los restos de antiguas minerías las rodean, dando una imagen un poco de naturaleza desolada.
Por la tarde, una vez digerida la opípara comida, incluidas las cervezas, nos dirigimos al tramo bajo del Ruby, famoso, como dije más arriba, por las picadas a los saltamontes. Pero este tramo tiene pocos accesos públicos y es difícil moverse por las orillas, hecho agravado porque el río iba muy alto. Finalmente, los mosquitos y una tormenta nos hicieron volver pronto al alojamiento.
Día 26
Decidimos buscar los lagos Axolot. La mañana anterior, camino del Ruby, ya le habíamos echado un ojo a las posibles entradas. Los encontramos tras varias millas de carril. Pescables hay 2 lagos, sobre todo el que está más abajo. Nada. Sólo vimos unas cuantas cutthroat muy grandes pero que rechazaron todas las moscas. Bajamos por la vertiente contraria a la que entramos y fuimos a caer al valle del Madison, por encima de Ennis. Fuimos a la cabaña, comimos y siestecica. Por la tarde buscamos el comienzo del Bear Trap Canyon, del que teníamos referencias muy interesantes, Y así fue: muchos peces y grandes. Y mucha agua.
Merece la pena que se comente que la presa del Ennis Lake suelta agua de tal  modo que nunca falte oxígeno al tramo bajo del Madison, que, algunos años, se calienta en exceso. Como en España.


No hay comentarios: