domingo, 30 de diciembre de 2012

Barbos de fin de año. Segunda parte

Aquí dejo el vídeo de la otra partida de pescadores. Tampoco les fue mal. Bueno, les fue mejor que a mí.


viernes, 28 de diciembre de 2012

Fin de año de barbos

Sobreponiéndonos a una buena "pelúa" que ha dejado los campos blancos de escarcha, cinco magníficos mosqueros malagueños nos hemos atrevido a pasar un día de barbos (otro más; ¡ay si no fuera por estos peces!).
El río va bien de agua, claro, transparente, en este tramo; más abajo su caudal lo hace casi impescable en esta época. Los barbos están donde deben estar, y en buen número. Incluso hubo ceba cuando el sol calentó algo el ambiente. De hecho se capturó media docena a seca. A ninfa, y en los blandos, no entraban mal, pero siempre un poco más "lentos" y menos decididos que en otros momentos. Todo perfecto: el río, los peces, la compañía, la comida, el paisaje. Sólo un "pero": hemos visto bastantes cormoranes que nos dieron la explicación de la susceptibilidad de los peces ante cualquier sombra que se proyectara sobre el agua. Veremos.




lunes, 10 de diciembre de 2012

Comida de fin de año

El sábado 8 de diciembre, nos reunimos una buena parte de los miembros del club Fly Fishing Málaga. Empezamos por la mañana temprano con "nuestros entrenamientos de lanzado de moscones". Hubo suerte y ningún bicho se enganchó en nuestras moscas, por lo que todo discurrió con la más absoluta normalidad hasta la hora de comer.
La comida  la hicimos en el restaurante el Cruce, de Ardales. Tras un buen yantar y una buena tertulia pesquera (moscas, sedas, anzuelos, viajes, cañas, carretes...), con regalos incluidos, Juan Antonio nos deleito con sus montajes trucheros y algunos incansables se dirigieron al pantano a dar los últimos cañazos. Y a fe que tuvieron suerte: cinco picadas y un  par de lucios fuera. El que la persigue, la consigue.

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Primer día de las prácticas de lanzado

Todos los años, más o menos por estas fechas, cuando el otoño avanza raudo hacia un incipiente invierno, organizamos unos cursillos prácticos de lanzado a mosca, normalmente de moscas grandes. También solemos poner a prueba los distintos montajes que se nos ocurren en las tardes de otoño, resguardados del frío, la lluvia y el viento en nuestra habitación de montaje, calentitos en nuestra mesa-camilla, mirando llover por la ventana.
Estas salidas suelen ir acompañadas de una buena tertulia a la hora de la comida y de un buen café caliente con un buen dulce, tras todo el día practicando nuestro deporte favorito, el lance de moscones con cañas del 9.
Es curioso, pero cuanto más frío hace, cuanto más inclemente es el tiempo, más nos gusta salir a lanzar. 
Lo más sorprendente es que, de vez en cuando, se comen las moscas que estamos probando si nadan adecuadamente unos peces que Edu, que es el que mejor los conoce, llama lucios. La verdad sea dicha, no molestan demasiado, ya que no suele suceder muy a menudo que se coman nuestros montajes. Menos mal, porque si fuera más frecuente este hecho, nos estropearían las moscas, con tanto mimo montadas. Vamos que no están hechas para aguantar los dientes de esos peces a los que Edu llama lucios.
Bueno, se me olvidaba decir que somos pescadores también. Por eso aguantamos que esos lucios nos estropeen las moscas, de vez en cuando.


domingo, 11 de noviembre de 2012

Crónicas de Iznájar

Edu me ha enviado un resumen de varias jornadas de pesca en el embalse de Iznájar. Este es:
"Contra viento y marea, no nos detienen ni las tormentas ni las borrascas y sábado tras sábado hemos salido en busca de estos fantásticos y locos peces. No han sido jornadas de muchas capturas pero sí de muy buenos ejemplare, todos superando el kilo de peso y un par de ellos pasando sobradamente del kilo y medio.  Uno sacado por mi de 1.7Kg y otro de un novato en esta especie a mosca, Patrick, que con su buen hacer se hizo con otro gran bass de 1.700Kg.  Otros como Fran y Juanma tocaron escama en todas las salidas que hemos hecho; y Gustavo con su incansable paciencia; sin olvidar los homenajes de almuerzo que nos hemos pegado en la venta Rosi y sus famosas brochetas de pollo. ¡Eh Juanma!. Sin duda unas salidas  de pesca para recordar en compañía de estos fantásticos pescadores y, sobre todo, amigos. Un saludo compañeros."









domingo, 28 de octubre de 2012

Los barbos son para el otoño

No era una salida programada ni casi deseada. Se parecía más bien a una huida terapéutica. Pero salió maravillosamente bien. En apenas 2 horas saqué unos 15 barbos y se me fueron 3, uno incluso se llevó la chernobyl.
Empecé con esta mosca (en tamaño pequeño y con las patas más cortas) y se la tragaban hasta la garganta; se volvían cuando la sentían y la cogían aguas abajo. Espectacular. Cuando tuve algún rechazo cambié de mosca (una hormiga) y de lugar. Entonces la cosa mejoró aún más. Bueno, no mejoró, siguió igual: barbo localizado, lance cerca de la boca y tomada. Luego la lucha que ya conocemos. Pero parararon, se dejaron de ver. Coincidió con un empeoramiento del tiempo que enfrío el ambiente y dejó algo de lluvia.
Me quedé satisfecho. Para no estropear el día esperando infructuosamente que volvieran a aparecer, decidí hacer una visita turística a los alrededores (todo está ya verde, verde jugoso, brillante; el agua corre por todos lados; los álamos ya empiezan a amarillear entre las oscuras encinas y las cumbres rocosas) y volverme temprano. Hecho.



Darth Vader y su espada láser



¿Habrán sido las "culpables"?


sábado, 13 de octubre de 2012

Otro día redondo de black-bass

Lo de redondo era por el cero. Ese fue el número de capturas que obtuve. Menos mal que Juanma, Edu y Fran salvaron el honor.
Y lo curioso es que el día empezó bastante bien. No habíamos montado los mosqueros, cuando Fran ya había conseguido el primero, de casi un kilo. Nada más llegar a la orilla, Edu saca uno de 1,4 kg. Todos  pronosticábamos un día de pesca fabuloso. Pero eso fue todo, ahí casi se acabaron las capturas. Nos fuimos a comer y a contar mentiras de pesca y de fútbol.
Tras la comida cambiamos de sitio. Todo siguió igual hasta que Juanma clavó una trucha arcoiris (con un cangrejo de vinilo) e inmediatamente otro bass de kilo. Pero volvió a repetirse la historia. Ahí se acabó todo.
En fin, que el año está resultando redondo: cero tras cero.

Preparando el equipo

A pescar

Este estaba esperando en una piedra

El scenario

Ya estamos cambiando. Malo. 
Por la tarde,. viento

La arcoiris

El último bass del día

sábado, 6 de octubre de 2012

Tres salidas tras el bass

Uno estas salidas en una entrada porque no dan para una buena las tres juntas. Pocos basses y pequeños. Además el alburno está trastocando las costumbres de los basses y ya no se los localiza con la facilidad de hace un par de años. De todas formas, siempre se pueden sacar algunos pequeños, para echar alguna tarde tediosa y sin la posibilidad de tentar los barbos con las hormigas, ya que los ríos van impracticables tras las lluvias torrenciales del 28 de septiembre.

Lugares prometedores. Pero sólo eso.

Un pequeño bass

El nuevo menú de los basses


Otros dos del tamaño más frecuente

Verlo pone nervioso, pero...

El más grande, pero a spinning

viernes, 28 de septiembre de 2012

Las lluvias en Málaga

Este blog es fundamentalmente de pesca, pero la notoriedad del hecho creo que lo merece.
Espectacular vídeo sacado del foro de Meteored, donde el forero "chaparrón andalú" ha colocado el enlace. Los barbos lo sufren todo: sequía y lo opuesto. Espero poner algo más.

Para ver más:

http://bobadillaestacion.es/#





En este segundo vídeo se pueden ver algunos efectos de la lluvia torrencial y de la demencia humana. Todo esto está provocado por un arroyo que sangra una zona de albinas que va seco casi todo el año y por un canal que recoge el agua de una colina para que no inundara la estación de RENFE ni el pueblo. Arroyo embovedado y canal sucio, pues...eso.


domingo, 16 de septiembre de 2012

Barbos en aguas esmeraldas

Teníamos una visita pendiente a esta joya esmeralda del Sur. Sabíamos que los peces serían más difíciles de engañar, por la transparencia y quietud de las aguas. Pero también conocíamos la belleza del tramo y la posibilidad de algo grande, que no se dio, por cierto. Y como es normal, no nos engañemos. Esto es pesca.
Tras las fotos de rigor, caminata y disfrute de un paisaje inigualable de frondosos bosques, aguas esmeraldas y caos de rocas.
Llegamos al río y montamos las cañas con la premura de ver un río con este caudal en estas fechas y atestado de peces. Pero no fue fácil. Hubo un momento en que atacaron bien las imitaciones de terrestres, incluso en los parados; luego hubo que engañarlos en las chorreras. Curiosamente no respondían a las ninfas.


Edu con la cámara preparada
Fernando y Edu preparando las cámaras



lunes, 27 de agosto de 2012

De barbos y bordallos

Pasada la ola de calor, nos hemos acercado a tentar los barbos otra vez más. Pero lo mejor y más sorprendente es la cantidad de alevines de barbos, bogas y bordallos que hay en el río. Son los que te remueven la zona de pesca y espantan a los barbos más grandes, pero... Además los bordallos son voraces como pocos peces y no dejan picar a casi nada. Uno de apenas 10 cm. se tragó una chernobyl enterita. Y ese fue el grande, porque los pequeños atacan todo lo que cae al agua. Y de barbos grandes, nada; sólo una picada en la que el pez me enderezó el anzuelo. Lo mejor fue cómo entraban a las chernobyl en determinados tramos en los que estaban "puestos".

Unas imágenes del río y del barbo modelo de este día. No salieron mucho más grandes.






lunes, 6 de agosto de 2012

Barbos en agosto

El río baja con poca agua. En apenas un mes ha perdido casi 10 cm. de nivel. Aun así los barbos se mueven y se pueden pescar bastante bien a ninfa. Hay que reseñar que los alevines  se ven por nubes; es una de las dificultades para pescar los garbos, ya que en su huida alertan a los mayores, que se suelen encontrar en las raseras y zonas de poca profundidad.







jueves, 2 de agosto de 2012

Vídeos de Winston

Bonito canal de vídeos del mítico fabricante de cañas Winston. Los hay de todo tipo: promocionales de sus productos, de viajes, de educación...


martes, 24 de julio de 2012

El Genil

Primer día en el Genil. Tenía buenas referencias del río, pero me lo esperaba corto de caudal. Por suerte no iba tan escaso de agua y nos pudimos entretener con la seca. Las subidas se sucedieron  durante todo el día como hacia tiempo que no recordaba. Eso sí, la mayoría eran subidas de trucha pequeña o muy pequeña, con alguna decente. Si estos alevines y juveniles siguen en el río, el año que viene la pesca podría ser muy entretenida.

De estas subieron...


Captura increíble



miércoles, 18 de julio de 2012

Reportaje sobre palometones a mosca desde la playa

Nuestro compañero de Asociación, Gustavo, publica en el número 19, agosto-septiembre, de Trofeo Pesca Mar un reportaje sobre la pesca del palometón a mosca.





martes, 10 de julio de 2012

Y otra de barbos...

"Ataque total". Esta es la frase que define a este escenario de pesca. Las 5 o 6 especies de peces que habitan en él son depredadores en toda regla y en ocasiones tenemos la suerte de sacar 3 o más especies en un mismo día, como nos pasó el pasado sábado a Roberto y a mí.
El día empezó bastante fuerte con numerosas capturas de buenos barbos, (la media del río oscila entre el kilo y medio y los dos kilos), pero con alguna que otra sorpresa. Roberto se desquitó del último día con 5 capturas, una de ellas con mas de 2 kilos de peso (2.100Kg exactamente), siendo su nuevo récord de gitano.


Por mi parte, me fue bastante bien haciendo nuestro Gran Slam particular de Carpa, Barbo y Bass, faltando una especie para hacerlo Super Gran Slam  ( je je esto pasa por leer tantos reportajes de pesca en el Caribe....). Empecé clavando una carpa decente de más del kilo, que atacó la Wolly Bugger sin piedad, también capturé tres Black Bass, uno de ellos con 1 kilo de peso y una buena pelea, y con los barbos disfruté de lo lindo, sacando 11 barbos, de los cuales ninguno bajó del kilo largo, incluyendo  un espectacular barbo de 65 cm. y de 2,550 Kg., el cual salió en una zona muy complicada,  estrecha, con mucha profundidad e innumerables árboles y ramas. Tras una imparable carrera de casi 20 metros y tras sortear un par de árboles, pude frenar al animal y tras varios minutos más de fuerte pelea pude meterlo en la sacadera, quedándonos impactados por el tamaño y la lucha producida. Este es mi nuevo récord capturado en un río y la verdad que la pelea fue para recordar. Tras las fotos y como siempre, los peces volvieron al agua. Sin más volvimos al coche contando los días para volver a este increíble paraje de pesca.