lunes, 11 de junio de 2012

10 meses y 10 días después

Eso es lo que he estado sin pescar truchas, esa ha sido la condena. Pero el domingo abrí esta temporada de truchas. No fueron muchas, pero me vine contento. Por la mañana me defendí con la ninfa; pero por la tarde me empeciné en ver una picada a seca y no probé la ninfa, que quizás me hubiera dado más peces. A seca no logré engañarlas hasta que bajé el tamaño de la mosca y cambié a un color más clarito.
Lo que impresiona de este río es la cantidad de eclosiones que se pueden ver: "pavas", "pavones", efémeras, efemerones. Y todos a mogollón, para que pruebes lo que llevas en la caja.
Por otro lado me quedan algunas reflexiones que me hago sobre la pesca, sobre cómo pesca un  servidor más bien. A ver si me aclaro y las pongo.







1 comentario:

Edufly dijo...

Muy buenas truchas, si señor, haber cuando vamos a hechar un rato, saludos