sábado, 6 de octubre de 2012

Tres salidas tras el bass

Uno estas salidas en una entrada porque no dan para una buena las tres juntas. Pocos basses y pequeños. Además el alburno está trastocando las costumbres de los basses y ya no se los localiza con la facilidad de hace un par de años. De todas formas, siempre se pueden sacar algunos pequeños, para echar alguna tarde tediosa y sin la posibilidad de tentar los barbos con las hormigas, ya que los ríos van impracticables tras las lluvias torrenciales del 28 de septiembre.

Lugares prometedores. Pero sólo eso.

Un pequeño bass

El nuevo menú de los basses


Otros dos del tamaño más frecuente

Verlo pone nervioso, pero...

El más grande, pero a spinning

2 comentarios:

ANTONIO dijo...

Pues como tu seguramente yo tambien soy asiduo a los embalses en los que pesco desde hace ya muchos años y yo ya he llegado a la conclusión de que se trata de ciclos en los que este maravillo pez puede desaparecer prácticamente de un embalse un año y al siguiente reaparecer sorprendentemente son ciclos condicionados por factores como el alimento los niveles de los embalses, la climatología, los demás depredadores... Pero no desistas, es lo que nos gusta él. Un saludo.

ILDE dijo...

Pues sí, estoy de acuerdo. Pero la fuerza con la que se defienden ahora ( hace un año venían como galápagos colgados de la mosca), la distancia a la que se encuentran de la orilla, el tamaño y color de la mosca que ahora atacan y su distribución en determinados lugares, parecen determinados por la reciente aparición del alburno y su expansión por los embalses. Se ven más gordos, más fuertes y en posturas algo distintas a las habituales. A ver cómo evoluciona esto.