viernes, 28 de diciembre de 2012

Fin de año de barbos

Sobreponiéndonos a una buena "pelúa" que ha dejado los campos blancos de escarcha, cinco magníficos mosqueros malagueños nos hemos atrevido a pasar un día de barbos (otro más; ¡ay si no fuera por estos peces!).
El río va bien de agua, claro, transparente, en este tramo; más abajo su caudal lo hace casi impescable en esta época. Los barbos están donde deben estar, y en buen número. Incluso hubo ceba cuando el sol calentó algo el ambiente. De hecho se capturó media docena a seca. A ninfa, y en los blandos, no entraban mal, pero siempre un poco más "lentos" y menos decididos que en otros momentos. Todo perfecto: el río, los peces, la compañía, la comida, el paisaje. Sólo un "pero": hemos visto bastantes cormoranes que nos dieron la explicación de la susceptibilidad de los peces ante cualquier sombra que se proyectara sobre el agua. Veremos.




3 comentarios:

Edufly dijo...

Que jornada mas guapa, pasamos un día muy divertido y que lujo poder pescar a seca en pleno mes de diciembre, los videos muy buenos Ilde, saludos

Anónimo dijo...

Estaban un poquito difíciles, pero salieron algunos, lo mejor y lo más excepcional cogerlos a seca en diciembre. Una jornada que habrá que repetir buena compañía, buena jornada, buena comida, el río perfecto........... Que más podemos pedir........que se se repita y pronto

Juan Ramón

Profesor dijo...

Exacto, Juan Ramón. Hay que repetir.