viernes, 29 de marzo de 2013

AGUA

Incluso he echado las cañas en el coche. Qué iluso. Pero al menos han podido conocer su campo de juego para los próximos meses. Si después no pescan que no digan que no conocían los ríos. La verdad es que ni me he acordado del equipo cuando llegué a alguno de los lugares que se ven. Ya habrá tiempo de mojar las moscas. Este año no faltará agua para hacerlo.




domingo, 17 de marzo de 2013

El primero a mosca de este año

Otra tarde de pesca de las que llamo terapéuticas, salvadoras, imprescindibles... La cuestión es que el día estaba templado, nuboso, sin viento, tentador para echar un ratillo. Nada más llegar al pantano y bajarme del coche me di cuenta de que había acertado al salir a pescar. Pero no por los peces, sino por las sensaciones que se despertaron al pisar la hierba húmeda, la tierra mullida y empapada de agua y percibir todos esos olores y ruidos del campo (pájaros, el viento en los eucaliptos, el murmullo de los arroyos que ahora corren por todas partes). Vamos que he sacado un luciete a mosca. Me entró tres veces. La primera fue como una subida a la mosca que sacaba del agua; la segunda ya la cogió pero no se clavó; y la tercera fue la definitiva.






sábado, 9 de marzo de 2013

Empieza la subida de la boga

Esta tarde me he acercado a ver cómo intentan remontar las primeras bogas. El mejor sitio es el primer obstáculo que encuentran cuando suben del pantano. Se ven saltar bastantes pequeñas y alguna "alpargatera". Esperemos que se pueda mantener al máximo el embalse, ya que hace que el nivel de agua por debajo del puente sea más alto y, así, los peces puedan remontar para alcanzar las zonas de desove.


viernes, 8 de marzo de 2013

Extremadura 2013


Bueno, aquí os dejo la crónica de pesca de Orellana 2013. La verdad que ha sido el peor en cuanto a pesca de todos los que hemos hecho; y ya llevamos 10. Muy pocas capturas y de poca talla, pero lo disfrutado, reído y la convivencia, con estos 4 elementos, Gustavo, Juanma, Patrick y como no Fran, ha sido realmente GENIAL. Gracias, chavales, por compartir estos momentos.





Llegamos el Viernes dia 1 y tras dejar las pertenencias en la casa "Rural A Cantaros", de Esparragosa de Lares (desde aqui mandar un gran Saludos a Anastasio, propietario de esta magnifica casa muy aconsejable para todo aquel que quiera pasar algunos días en la zona) rápidamente, nos dirigimos al embalse de Orellana. Allí comenzamos a hacer los primeros lances, pero la cosa resulto muy floja, con una unica captura de Juanma. Después de comer nos fuimos a la Serena, donde el año pasado conseguimos muy buenas capturas. Llegamos, lanzamos y nos comimos un bolo general. Se nos hace de noche y regresamos a la casa a descansar y charlar.





A la mañana siguiente nos fuimos al embalse de Alange, con muy buenas perspectivas. Pero cuál fue nuestra desilusion, que lo encontramos totalmente tomado y embarrado. "Estos fríos y lluvias nos estan jodiendo la pesca..." Rápidamente cambiamos, con acierto, y nos vamos a Orellana. Esta vez sí damos con algunos peces, aunque de pequeño tamaño, pero muy combativos. Aquí todos tocan escama: Fran con 2 peces, Patrick con 7 y Gustavo con una hembrita muy bonita cercana a los dos kilos y medio; Juanma y un servidor nos fuimos bolos esa tarde. Se nos echa la noche encima y otra vez para la casa.








El último día decidimos intentar sacar alguno mejor y volvimos a ir a la Serena. Estuvimos toda la mañana pero los peces seguían sin dar la cara. Decidimos recoger antes e irnos. En fin, otro año será. Yo me voy por primera vez bolo de Orellana, ¡vaya palo!. Este año, que es el último, voy a dar una tregua a Orellana, "para ir a buscar nuevos sitios para nuevos lances". En fin, la pesca es así, y mas buscando lucios. Otro año sera, Sr. EXOS LUCIUS ¡HASTA PRONTO, ORELLANA!







domingo, 3 de marzo de 2013

Primer lucio del año

En un día bastante desapacible por el viento, mi hijo ha capturado el primero de este año. No está mal para lo que suele dar el embalse. Por cierto, que el embalse ha bajado bastante de nivel y ha dejado las orillas enfangadas (en la primera foto se puede ver la marca del agua en la vegetación). Por esta razón quedó el lucio como si hubiera estado en un balneario tomando baños de barro cuando lo orilló el pescador. Y en la foto ya está aseadito.


Una de las bonitas zonas de pesca



El lucio


Las nubes que amenazaron todo el día