lunes, 23 de diciembre de 2013

Paraísos cercanos

Nada más terminar la jornada quedamos en enviarnos las fotos y escribir unas líneas pero ya sabemos que pasa cuando terminamos  la jornada: recogemos los bártulos, nos sentamos en el coche, hacemos el camino a la inversa y, sin querer, en un abrir y cerrar de ojos, nos reincorporamos a la rutina y las carreras diarias.

Pero, claro, haciendo memoria y repasando este año de pesca, no se podía quedar en el tintero este día de pesca.

Fue un día memorable donde barbos e incluso alguna carpa atacaron con verdadera voracidad nuestros streamers.




Ataques que hacían estallar el agua y que no tienen nada que envidiar a otros depredadores que vemos en tantos videos de pesca en lugares tan lejanos. Destinos de pesca soñados por todos donde hay que volar muchas horas para clavar un pez... A veces el destino, ese sitio tan soñado, está tan cerca que ni lo vemos.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Un día para no olvidar. Saludos Ilde espero que pronto repitamos.

Juan Ramón

Cesar Tardio dijo...

Y desde pato, toma ya!!
Que bonito es pescar en el rio de esta manera....
Saludos

Barbux dijo...

Bonitas fotos. Y vaya pepinos. Me imagino un barbo remolcando el pato. Uhhhhhhhhh