domingo, 4 de mayo de 2014

Tres ríos, dos peces

Eso es lo que pesqué en esta salida. Disfruté más del paisaje que de la pesca. Pero a pesar de todo hay sensaciones positivas: he constatado que no he olvidado montar la caña, que sé todavía anudar las moscas, que me siguen partiendo los barbos... Y lo más importante: que voy de pesca y no se me olvida la caña o los carretes. Lo que hace la inactividad.


No hay comentarios: