miércoles, 30 de julio de 2014

Reconciliación con las truchas

En la justificación del porqué del título de su libro Mis amigas las truchas, Miguel Delibes venía a decir que el concepto de amistad que podrían tener las truchas con el disgusto que les damos no se correspondería con el nuestro. Pues mi reconciliación con las truchas andaluzas supongo que viene a ser lo mismo. Todo esto para expresar mi satisfacción por la tarde de pesca de ayer 29 de julio.
Bonitas truchas, de un tamaño que no recordaba en este río, picadas francas y en casi todas las posturas. Satisfacción plena. Y todo gracias a la ayuda de un par de amigos que me han aconsejado y me han sacado de la rutina pesquera en que, por una razón u otra, había caído. Y todas a seca, se me olvidaba.



sábado, 19 de julio de 2014

León, por fin

Por fin he podido conocer unos de los lugares más emblemáticos para la pesca de la trucha. Desde hacía años este viaje a León me rondaba por la cabeza. La ayuda de Juan Antonio y algún que otro amigo me ha empujado a hacerlo este mes de julio.
Llevaba desde septiembre sin pescar truchas, así que lo de la pesca era algo importante, pero conocer esos míticos ríos de tan bella tierra resultó aun más bonito. La ciudad de León, preciosa; los amigos que conocí, amabilísimos. Todo perfecto, vamos. (Bueno, la pesca no, que siempre quiere uno algo más).Tanto que estoy pensando en volver en otoño, si las circunstancias lo permiten. Aquí os dejo imágenes de ríos tan famosos como Órbigo, Yuso, Luna, Torío, Curueño, Eria, Esla ... Y alguna trucha...