jueves, 18 de agosto de 2016

León 2016. Cada vez mejor.

Desde que se implantó la pesca sin muerte (al menos en lo libre), el aumento de la población de truchas y de su tamaño está siendo espectacular. De hecho considero yo (que no soy un pescador especialmente fino y mi opinión vale lo que vale) que es un lugar imprescindible para cualquier pescador al que le guste la pesca de la trucha. Entre la belleza de sus ríos y de su gente y la población de truchas, visitar León es algo ineludible para cualquier pescador. Aquí dejo algunas impresiones de este año.

1 comentario:

Mario GC dijo...

Se nota y mucho, y no solo en León, en muchos otros ríos la cantidad de trucha ha crecido exponencialmente desde que no están los pescaderos, había zonas con muchísima presión.

Esperemos que la Junta y los cuatro sinvergüenzas que andan por el río no se carguen esto que tanto ha costado conseguir.

Saludos!